Gerente Sierra Gorda SCM dictó charla motivacional a estudiantes del C.T.I. Don Bosco.

SCM ABAJO

Junto al encargado de propiedad minera de la compañía, profesionales expusieron testimonios de vida a más de 200 jóvenes.

Nació en una familia de esfuerzo, cursó la enseñanza básica en una escuela pública, estudios que luego siguió en un instituto técnico profesional de la entonces Universidad Técnica del Estado para, más tarde, trabajar en faenas mineras en turnos de hasta 50 días. Fueron algunos de los pasajes de la vida de Carlos Rojas, gerente Asuntos Externos de Sierra Gorda SCM, los cuales el mismo ejecutivo compartió con estudiantes del CTI Don Bosco de la comuna, en una charla motivacional, enmarcada en el convenio Empresa- Colegio, que impulsa la Asociación de Industriales de Antofagasta, AIA.

“Siempre se puede conseguir todo en la vida con esfuerzo y sacrificio. Nada es fácil, todos tenemos que luchar para lograr las metas, en el caso mío siempre mi esfuerzo estuvo segmentado por mi familia y trabajo, eso es lo que quise transmitir a los jóvenes”, expresó Rojas, quien, luego de sus estudios técnicos, cursó y se tituló de ingeniero civil industrial en minas.

Palabras similares tuvo el encargado de propiedad minera de la compañía, Patricio Maya, quien también relató a los jóvenes su historia de vida: estudió en la escuela de Aplicación, luego en el liceo de hombres y, más tarde, ingresó a la universidad. “Mi madre se dedicaba a la venta de artículos y mi padre fue empleado fiscal. Provengo de una familia de mucho esfuerzo. Todo lo que conseguí fue en base al sacrificio y la constancia, eso trae réditos, independiente que tengamos fracasos o dificultades, sin fracasos o dificultades no hay éxito”, sostuvo Maya.

En paralelo, Marko Razmilic, presidente de la AIA, gremio que junto al Arzobispado y la congregación salesiana conforman la Fundación Educacional Región de la Minería, la cual impulsa el proyecto educativo, detalló que “el vínculo entre las empresas y el colegio es muy importante, ya que fortalece el aprendizaje de los jóvenes y motiva a que estos aprendan un camino en la industria minera con una mirada innovadora que permita a los estudiantes ser un aporte al momento de ingresar al mundo laboral”.

Reacciones

Para Jordan Barraza, alumno de cuarto año medio de la especialidad de Electrónica, la actividad fue muy gratificante. “Estas charlas son lo mejor que nos puede pasar, más ahora que nuestro siguiente paso es la práctica profesional. Los ejecutivos contaron que salieron de establecimientos públicos y se esforzaron el doble, más que otras personas, para llegar donde hoy están. Nosotros tenemos algo mejor con la educación técnico profesional que nos brinda el colegio y esto me motiva mucho, con esfuerzo podemos llegar muy lejos”, concluyó el estudiante.

Es importante destacar que las charlas motivacionales y técnicas, además de las visitas a instalaciones del campo laboral y prácticas profesionales se enmarcan en el convenio Empresa- Colegio, el cual se firma, tanto en el Colegio T.I. Don Bosco la ciudad y de Calama, con socios de la Asociación de Industriales de Antofagasta.

Dato

En marzo de 2002, el establecimiento educacional, en Antofagasta, inicia sus clases con una matrícula de 380 alumnos.

Hoy, el colegio cuenta con 1.204 alumnos de séptimo a cuarto medio. (42% con vulnerabilidad socioeconómica). Las especialidades impartidas son Mecánica Industrial: Mecánica y Herramienta y Electromecánica, además de Mecánica Automotriz, Electricidad y Electrónica.

La AIA en alianza con el Arzobispado de Antofagasta y la congregación salesiana crea la Fundación Educacional Región de la Minería, cuyo objetivo fue crear un establecimiento educacional técnico profesional. Iniciativa a la que se suma la Congregación Salesiana para asumir la administración del colegio.