“La comunidad requiere un 2023 estable y, para ello, la alianza público-privada debe ser robusta”

  • Gerente General de AIA insta a todos los actores claves de la región y el país a trabajar unidos, para fortalecer los aspectos más preponderantes y, así, enfrentar los desafíos del 2023.

Recientemente el Banco Central elevó la proyección inflacionaria del año pasado a 12,3%, 0.3% más en relación con el informe de septiembre del mismo año. En tanto, el Producto Interno Bruto (PIB) creció 2,4% el 2022 y para este año se concibe una disminución con rango entre -0,75 y -1,75%, más bajo en comparación al previsto en el informe anterior.

Como Asociación de Industriales de Antofagasta, AIA, tenemos claro que este 2023 será un año complejo en muchos aspectos, por lo que es primordial que los representantes del sector público y privado trabajemos mancomunadamente para abordar los diversos desafíos, a los que podría atenerse la región y el país.

Es importante mejorar la gestión regional y comunal, la capacidad de ejecución presupuestaria, con proyectos y programas sociales de excelencia; a disposición de ello estamos como organización gremial, así como el sector privado que representamos. La suma de los aportes para combatir -por ejemplo- el cambio climático, junto a las bondades que ofrece el cobre y el litio. La comunidad requiere un 2023 estable y, para ello, la alianza público-privada debe ser robusta”, indicó Fernando Cortez, Gerente General de la AIA.

Mirada regional

Desarrollo para los proveedores y emprendimientos regionales, contratación de mano de obra local, inversión en salud, seguridad pública, educación, entre otros, son de suma relevancia para apalancar a la región ante lo que será un año difícil.

“Este 2023 debemos avanzar significativamente para transformar a nuestro suelo fiscal en una palanca robusta para el desarrollo social y productivo de la región, especialmente con nuestros pequeños y medianos empresarios. Un desafío ambicioso que convoca al mundo público y privado a apoyarse mutuamente, a trabajar por el bien común, la calidad de vida, la seguridad, crecimiento laboral y una productividad potente”, agregó Cortez.

El Banco Central indicó que, durante el 2022, el 45% de la riqueza minera fue producida en la Región de Antofagasta y el 30% de las exportaciones totales del país provinieron de esta zona, lo que da cuenta del importante aporte que representa el territorio para la economía nacional. Se desprende que fortalecer el liderazgo y la competitividad mundial del cobre y el litio también serán trascendentales; el trabajo generoso de todos los actores llamados a buscar la sostenibilidad de la región, permitirá brindar este año cierta estabilidad económica, laboral y social.