AIA valora incorporación de Alta Ley a consorcio para participar en licitación del Instituto Chileno de Tecnologías Limpias

La Corporación sumará más capacidad técnica para adjudicarse el proyecto impulsado por la AIA, la UA y la UCN y con la participación de otros nueve planteles de todo el país.Centro será financiado con recursos del aporte en I+D de SQM Salar tras extender contratos con Corfo.

Su respaldo y valoración luego de incorporar a la Corporación Alta Ley a la Asociación para el Desarrollo del Instituto de Tecnologías Limpias (ASDIT) manifestó la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA) a través de su presidente, Marko Razmilic. El organismo, cuyo directorio está integrado por representantes del mundo público y privado, se integró al consorcio en orden a postular a la licitación convocada por Corfo para encabezar el desarrollo del Instituto Chileno de Tecnologías Limpias.

Idea regional

Marko Razmilic, presidente de la AIA, destacó la experiencia y naturaleza público privada de Alta Ley, corporación que nació a partir de la fusión entre el programa Nacional de Minería Alta Ley y el Centro de Investigación Minera y Metalúrgica (CIMM), destacando además la fortaleza de reunir en ASDIT los principales centros de investigación de 11 universidades de todo el territorio nacional.

“Esta es una idea que impulsamos junto a las universidades locales, la UA y la UCN, como gremio integrado por más de 200 empresas industriales y mineras; grandes, medianas y pequeñas; que operan en la Región de Antofagasta y que vemos en la postulación la oportunidad de hacer una propuesta ganadora, porque somos los que vivimos en la zona y nos la jugamos por ella los más preparados para desarrollar el Centro”, enfatizó. 

Alta Ley

El Centro será financiado con recursos SQM Salar, provenientes de sus contratos con Corfo para extender su producción de litio en el Salar de Atacama, considerando un aporte base de inversión de US$260 millones en 10 años. La sede principal del instituto estará situada en la Región de Antofagasta, y deberá desarrollar un polo industrial de energía solar, minería de bajas emisiones y de desarrollo de materiales avanzados de litio.

Mauro Valdés, presidente ejecutivo de Corporación Alta Ley, destacó el rol que jugará la institución en ASDIT y la licitación del Instituto Chileno de Tecnologías Limpias. “Esperamos aportar nuestro know-how y cercanía con la industria, y nuestra experiencia y vocación en la construcción de gobernanzas robustas. Pondremos todas nuestras capacidades al servicio de este importante proceso para potenciar en nuestra postulación el impacto positivo que puede generar el Instituto en el desarrollo de la industria, la innovación, el emprendimiento y las capacidades humanas de Chile y de Antofagasta”, señaló el ejecutivo.

Universidades

Además de la UA y la UCN integran el consorcio la Universidad de Chile; Universidad Católica; Universidad de Santiago de Chile; Universidad Técnica Federico Santa María; Universidad de Atacama; Universidad de Tarapacá; Universidad de Talca; Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; y la Universidad de Concepción.

El proceso de postulación para organismos nacionales e internacionales tiene una etapa de requerimiento de información (RFI), que concluye el 20 de mayo, y una etapa de propuestas (RFP), que concluye el 23 de octubre, para adjudicarse durante el presente año.