Fondos FIC, primer evento de la Corporación ClusterMinero.

Desde comienzo de los años noventa, nuestra región viene avanzando en un proceso de clusterización en torno a sus recursos mineros. El sueño inspirador de estos treinta años de trabajo ha sido y seguirá siendo por un buen tiempo, la construcción de sólidas bases de un ecosistema económico, productivo, social, innovador, educativo, tecnológico e institucional para el desarrollo sustentable de nuestra región.

No obstante, avances claves en materia portuaria, energética, desalación de agua de mar para consumo humano e industrial, todavía nuestra región no logra la maduración de su clúster minero. Uno de los desafíos estratégicos pendientes es con nuestras empresas proveedoras. No tenemos un parque de empresas regionales intensivas en conocimiento, diversificadas e integradas a los mercados globales. Pero, por otro lado, en nuestra región tenemos un fondo regional público disponible de 5 o 6 millones de dólares al año que tiene por misión financiar proyectos de investigación aplicada a los procesos productivos de las empresas.

Desde abril de este año 2020, junto al Intendente Regional, el Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción de Calama, el Presidente de la Asociación de Municipalidades de nuestra región y los Rectores de la Universidad de Antofagasta y Universidad Católica del Norte, nos toca liderar la Corporación Clúster Minero de la Región de Antofagasta una de cuyas prioridades estratégicas es precisamente la contratación y desarrollo innovador y tecnológico de las empresas proveedoras regionales. Por esta razón, esta semana, el primer evento de esta Corporación, fruto del trabajo de los once gremios que integran su Consejo Gremial, se focalizó precisamente en cómo mejoramos la administración de los recursos FIC regionales para el desarrollo innovador y tecnológico de las empresas proveedoras regionales.

 

Para decirlo en positivo, tenemos un enorme desafío en la aplicación potente de estos recursos para que esta investigación conecte virtuosamente al mundo universitario con el mundo empresarial.

 

Este evento fue el primer paso de la Corporación Clúster para dar un salto cualitativo en el uso de estos recursos. Necesitamos que todos los actores y, particularmente las empresas, conozcan cómo están operando estos recursos, cuáles son los grandes desafíos tecnológicos de la industria minera, cuál es la oferta de conocimiento de las universidades regionales. Nuestro sueño es que, en el mes de enero próximo, cuando se abra la convocatoria para postular proyectos al fondo FIC, nuestras empresas, especialmente las pymes, se hayan conectado con las universidades para postular a recursos para desarrollar aquella innovación y desarrollo tecnológico que le permitirá diferenciar su oferta de valor para sus clientes.